1 de mayo de 2008

Metric

Por Emmanuel

metric en mexico


Vive Cuervo Salón, 25 de abril, 2008

Imagen de Keren Robledo.

No era la primera vez que venían, y no tienen un fan base de miles. Por lo tanto, éste no pintaba para ser un concierto ‘legendario’ como otros. Era, sencillamente, una noche de música con una banda joven, líder en el movimiento musical de Toronto.

Así, sencillo, fue el concierto. Sin mamadas ni cursilerías. No estuvo Ximena Sariñana (gracias a dios) y no apareció un mariachi pedorro para complacer a un público fácilmente impresionable.

Metric salió a las 9 y veinte de la noche, la bellísima Emily enfundada en un trajecito azul minúsculo, que dejaba ver TODAS sus increíbles piernas e incluso un poco más.

Sin decir agua va, se soltaron con Dead Disco, una de las canciones más pegajosas de su segundo disco. Sin detenerse mas que para agradecer de vez en cuando, tocaron todo lo que habíamos ido a escuchar: Live it Out, Rock Me Now, Empty, Handshakes, Poster of a Girl, Monster Hospital, Combat Baby, Hustle Rose, y una versión maravillosa de Calculation (Theme).

Rápidos y furiosos, terminaron su set una hora más tarde, habiéndose ganado a los asistentes por completo, quienes bailaban y sonreían complacidos.

Sin canciones de relleno o eternos interludios, Metric retomó las (valiosísimas) lecciones de los punks, como los Ramones o Iggy Pop, para explotar velozmente y despedirse aún arriba.

Una noche feliz y calurosa de abril, Metric rockeó a la Ciudad de México, así de sencillo.
Twitter Twittéalo Facebook Compártelo en Facebook

3 comentarios: on "Metric"

Fos dijo...

Pésimo concierto, casi vacío. Normal que una banda así no haga que el lugar se vea mínimo a la mitad de su capacidad.

Para ver piernas y algo más mejor me voy a un table y me llevo mi reproductor de mp3 con canciones de metric.

Es una banda mediocre que trata de cubrir eso haciendose valer de las piernas de una vieja, y así todos los asistentes se enfocan en eso en lugar de la pobre calidad en de sus canciones y de su ejecución como músicos.

daedalo dijo...

A mi me gusto bastante el concierto, pese a que al principio las piernas de Haines realmente parecian ocupar la mitad del escenario por si mismas, pasado el morbo (como a la segunda canción) realmente comence a disfrutar el concierto.

Mi única queja seria lo corto que fue, que quedaron a deber varias canciones... una de las razónes que yo tenia para ir era ver "Police and the private" en vivo.

Ana Karen dijo...

Yo también creo que duró muy poco, pero a pesar de eso no tengo ninguna queja. Fui muy feliz :)

Publicar un comentario