27 de febrero de 2008

¡Más Iron Maiden!

¡Por Mario Flores!

Aquel que diga que la juventud rockera es lenta y no se pone las pilas para trabajar, es porque no ha sido requerido para reseñar un concierto en 10:1 un Lunes, para descubrir que alguien ya reseñó el concierto al día siguiente.

Aunque me siento olvidado y no quiero interferir con la reseña de Paranoideo, no estoy dispuesto a dejar pasar la oportunidad de escribir una celebración del 24 de febrero, Día Mexicano del (sic) Iron Maiden. ¿Puedo, Paranoideo?

El domingo pasado tuvimos, a mi parecer, el quinto mayor evento en la historia del metal en la real y salsera Ciudad de México; siendo el primero los cinco legendarios conciertos de Metallica en el Palacio de los Deportes, el segundo el de Guns & Roses en el tour Use Your Illusion del que aún habla el primo loco que vive en la unidad Cabildo González de metro Potrero, el tercero el concierto-combo que dieron los ya mencionados Metallica con Pantera y Monster Magnet a finales de la década pasada, y el cuarto cuando el bajista de Chorizo Nuclear se lanzó a la multitud en el Foro Ilícito de Peleas de Perros el Mike y aterrizó de pompas encima del cuello de un Caguamón de Indio.

Que una banda más vieja que el más viejo de los colaboradores de 10:1 o la edad combinada de los dos más jóvenes haya tenido un lleno total en el foro más grande de la segunda ciudad más grande del mundo en plena cuesta de Enero que en México dura cinco meses, es prueba indiscutible de la majestuosidad de la Bestia.

Que hoy haya escuchado un coche a alta velocidad con The Number of the Beast a todo volumen indica que la ciudad quedó bien contenta con el concierto.

Que de mi experiencia personal desprenda verdades absolutas sólo demuestra que El Estado Soy Yo.

Que en 50,000 personas sólo hubiera 2.25 mamacitas atestigua al nulo impacto del metal en la población mamacita mundial y explica tanta muchacha encuerada en las portadas de Manowar, quienes intentan de alguna forma mitigar el déficit mamacital en nuestro amado género musical.

Que el respetable no dejara escuchar a la banda tocar, entre tanto OE OE OEEE, OEE… y México, México, rarará, pus me hizo enojar. Que la gente abucheara el nombre de cada país latinoamericano que Bruce Dickinson comentó que visitarían después de México me puso los pelos de punta del miedo (y no a la oscuridad).

Que me ponga fresa ante las actitudes antisociales de un público metalero es muy fresa.

¿Que hayamos escuchado Aces High, 2 Minutes 2 Midnight, Revelations (espantosa por donde se le vea), The Trooper, Wasted Years (demoledora), The Number of the Beast (calibre chingatumadre), Can I Play With Madness, Rhyme of the Ancient Mariner (larga y hermosa, como una sueca), Powerslave, Heaven Can Wait (víctima de una trágica falla de sonido), Run To The Hills (crowd favorite), Fear of the Dark (obligatoria), Iron Maiden, Moonchild, The Clairvoyant y Hallowed Be Thy Name (más grande que la vida) en un solo concierto? No tiene precio.

Que… vengan de nuevo, por favor. Si hay fans, y bien.

Les dejo una ilustración mía, The Trooper de Chapultepec, que se quedó a la mitad porque al final no la quiso la revista Chilango (maldigo tu nombre, Bob Dylan).



Up the Irons!

Twitter Twittéalo Facebook Compártelo en Facebook

16 comentarios: on "¡Más Iron Maiden!"

Emmanuel dijo...

yo soy más viejo que maiden.

mách rechpeto jovenchito.

e. dijo...

Eres un rucazo Memma!!!!! Hasta más ruco que yo!!!

Mario, muy entretenida tu reseña... me reí mucho...

Besitines, e.

Chidoguán dijo...

A mi me encabronó lo pinchurriento del sonido. Es físicamente imposible rockear a ese volumen, y Dios sabe que lo intenté.

Raff dijo...

Mne... las mamacitas metaleras son difíciles de encotrar, pero las que hay son tan preciosas como un diamante. Mejor así... si no imagínate, sería con en el concierto de los Strokes que todas las mamacitas de Satélite estaban ahí.

Yo, Vakero dijo...

je je je

bieentos!

Arriba el Ruck!!

fre dijo...

La mejor reseña de un concierto, en lo que va del año.

Creo que lo mejorcito desde el "naco suelto en coachella".


Se están aplicando más, los colaboradores esporádicos.

x_centrik dijo...

Yo no me vi ambiciosa y sólo pedía un souvenir del concierto y ni eso me llegó. No quise comprar boleto y ocupar el lugar de algun merecedor fan de corazón. Aclárame algo...¿Si se subió algun fan mexicano a cantar en algun momento como lo promocionó Prodigy?

Royal Majesty Queque dijo...

Mario! Tmb qué bonita reseña! Jaja lo del Estdo soy yo no tuvo madre :P

Saluditos ;)

es mi nombre Berenice dijo...

Qué chula reseña. Del concierto no sé nada y me interesa poco, pero qué bonita reseña.

Plaqueta dijo...

Yo tengo la edad de Metallica.

El dibujito quedó de huevos, no mamar, es como para hacer playeras.

Enrico dijo...

A favor, el Eddie ya no era un wey en zancos como en el concierto del 92, en contra, el sonido pinchísimo que hacía que tuvieras que imaginar los solos. Quizá era una onda karaoke para hacer los solos con la boca o un entrenamiento para Guitar Hero.

Exquisita Criatura dijo...

yo siempre quise un concierto de tesla... soy muy vieja para eso? tengo la edad de aerosmith.

si... definitivamente soy una ruca.

Ricardo dijo...

¡2 reseñas de maiden!

La que me imagino (porque no se escuchaba) tocaron más chingón fue wasted years. Y ahí donde la entrada era general pero no hasta adelante había dos morras bien sabrosas, ambas escoltadas por un gigante novio barbudo.

Ara dijo...

La gente de Maiden nos dijo que aquí tuvieron el mejor sonido so far de toda la gira... Y no oiamos el bajo ni una guitarra, no quiero ni imaginarme como estuvo en otros lados. Muy buena su reseña señorito y yo no se de mamacitas pero como dato pa su encuesta acá eramos solo 2 rubias como en 20000 gentes.

Anónimo dijo...

No sabía que las rubías se contaban automáticamente como "mamacitas", que forma de pensar tan desagradable.

Por cierto, soy hombre y me gustan las mamacitas, pero para nada las rubias.

Abominable Mario Flores dijo...

Pero no hablemos de bellas cuando lo que nos ocupa es la Bestia...

Publicar un comentario