26 de octubre de 2007

Sobre los Conciertos en México

Por Gerardo

Acabo de leer en Cuchara Sónica un artículo titulado "¿Qué pasa en los conciertos de México?". Me ha hecho reflexionar un poco acerca de la magnitud que alcanzan dichos eventos y su relación con el público. He aquí mis conclusiones...

Hasta hace pocos años, el espectador mexicano no estaba acostumbrado a eventos de gran magnitud en su país. Eran contados los eventos de artistas internacionales, sin importar la índole del evento; y la difusión y organización dejaban mucho que desear (si no, pregúntenle a los que fueron al concierto de Queen en Puebla).

Debido a diferentes factores, México se ha ido colocando en el globo como una locación más para que artistas de renombre internacional promuevan su música. Claro está que aún no se encuentra al nivel de Estados Unidos, Canadá o varios países de Europa, pero se ha ido avanzando en ese rubro.

Ahora, el punto que interesa: ¿cómo es el público mexicano? Siempre se ha dicho que es entregado y apasionado; yo no lo dudo. Si viene el artista del momento, los boletos se pueden agotar en cuestión de días u horas, teniendo a Muse y Daft Punk como los mejores ejemplos. Si el artista tiene cierto status de culto, se agotan los boletos. Si el artista es reconocido, tiene presentaciones en recintos que presentan una muy buena entrada. El espectador se transforma en un partícipe más del show, y toma un papel fundamental en el desarrollo de éste:



Pero ¿qué ocurre cuando se descontrola todo? Se han dado casos en los que el público no mide su euforia y termina perjudicando al evento, siendo el caso más reciente la presentación de Incubus en Monterrey y y el más claro la presentación de NOFX en el Corona Music Fest del 2006. Son ocasiones en que el público se vuelve un factor que impide la realización óptima de un evento, en que se ve perjudicado incluso el artista en cuestión. ¿Es fanatismo u obsesión? No lo sé, pero el desenlace puede ser tan fatal como el mostrado a continuación:



Ya sea para bien o para mal del evento, el público mexicano, por lo general, le da un toque especial a los eventos que se desarrollan en el país. Y de ellos depende el desenlace de los eventos, ya sea para bien o para mal del artista y del espectador mismo.
Twitter Twittéalo Facebook Compártelo en Facebook

9 comentarios: on "Sobre los Conciertos en México"

Anónimo dijo...

yo creo que el publico mexicano es muy entregado tal vez porque apenas estan viniendo bandas (muchas) reconocidas internacionalmente y se emocionan y pero si vieniesen mas seguido ya estariamos acostumbrados (si tmb me uno a la emocion)
aunq la culpa principal la tiene el publico si hay algun destrozo en un concierto puees tambien es culpa de los organizadores que no preveen cualquier percanse
influyen muchos factores aun asi buen articulo para reflexionar

10:1 dijo...

Bueno, lo del corona fue una pendejada meter a NOFX en el cartel.

Estaría cagado hacer una recopilación de videos en Youtube con los momentos cumbre del público mexicano jaja. Definitivamente ganaría el video que posteó Biz en Puchara Sónica.

Sof

Supernova dijo...

O aquel momento en el concierto de Travis en que ilusamente pensaban que no habría tanto problema en hacer su entrada por entre el público como lo habían hecho durante toda la gira... y en palabras de Fran Healy "por un momento pensé que nunca ibamos a poder llegar al escenario"

Emmanuel dijo...

Es bien fácil: México es un país de machos alebrestados y borrachos que con cualquier excusa destruyen cosas, vandalizan, se pelean, mientan madres y tortean chicas. Nuestra sociedad favorece a los gandallas, a los culeros, a los violentos (sí, chicas, ustedes también los favorecen). No es 'el público mexicano' el que provoca destrozos, son los hombres violentos los que lo hacen. supongo que las chicas también pueden llegar a ser agresivas (como en cierto concierto de RBD donde murieron varias), pero no al grado de los tetos en NOFX, por ejemplo. Esto mismo pasa en una manifestacion politica, fotos de Tunick, partido de los pumas, comida familiar, etc. No es la música en sí: es el mexicano como una raza agresiva y cabrona, que le vale madre el bienestar del tipo o la chica, o el niño que está al lado, él sólo quiere desfogarse porque diariamente vive una vida de la chingada.

Es una mariconada decir: oh pus es que nos gana la emoción. Lo cual equivale a decir: soy un pendejo, y que? Cualquier persona que tenga un poco de sentido común sabe que si eres agresivo en un lugar público no solo te pones en riesgo a ti mismo, sino a todos los demás en el recinto. Y hay que considerarlo bien, a un concierto tiene derevho de asistir un cabron de 20 años, una chavita de 15, un niño de 8, una abuelita de 70 y un discapacitado en silla de ruedas, pero los eventos en México están secuestrados por 'la banda', 'los rockers de verdad'. Bullshit. Son ustedes unos neandertales, y ustedes mismos se buscan la jodidez. Por eso tenemos que pagar el triple por un concierto (porque Ocesa tiene que contratar a 1000 Lobos para cuidarte la peda), por eso tenemos que hacer cola dos horas afuera (porque tienen que catear que no traigas clavos, una cadena y una bomba molotov en los calzones), por eso no podemos chuparnos una chela a gusto (porque con el primer trago que te metes, te conviertes en Dr. Jekyll), por eso no vienen miles de bandas a México, etc etc etc. COmo en muchas otras cosas, vamos atrás unos 50 años con respecto al resto del mundo. Eso no es emocionarse, eso es boicotearse.

Dos palabras: paren de mamar.

Anónimo dijo...

Dos palabras: paren de mamar

jajajajaja

esas son 3 pendejo

todo tu mensajito intelectualoide se fue a la mierda con eso

Emmanuel dijo...

jajajajaa que pendejo Anónimo, creo que no entendió nada.

Simplemente Diego dijo...

Para empezar, me parece que fue muy ingenua la persona del video del concierto de Incubus al contar "1 - 2 - 3", vamos, no está tratando con niños de kinder. Ahora, con respecto al público, creo que nos hace falta mucho madurar, y no solo en ese contexto de cualquier concierto de x banda, ya que como sociedad, los mexicanos dejamos mucho que desear: tiramos basura en la calle, nos cruzamos los altos, sobornamos o usamos palancas para obtener puestos, etc, etc; esto de los conciertos es sólo un aspecto de nuestra falta de civismo.

Paco el masterq dijo...

Aja, es la gente que se pone pendeja la que afecta la que provoca esas cosas, no les interesa la música solo [sostengo] ponerse pendejos.

Alejandra dijo...

ya se que este post tiene varios meses pero sigue siendo de actualidad:P y ademas acabo de encontrar este blog.
Es ccierto es la educación de la gente, que cree que por sus webos puedde hacer lo que le viene en gana y le vale madre a quien perjudica, el cabron q se la pasa chingando los pendejos que se la pasan aventando cosas, los imbeciles que se la pasan torteando chicas, así como hay gente imbecil aqui en mexico la hay en todas partes del mundo pero aqui son mas pronunciados jaja. Es cierto en el concierto de incubus yo pense que iba a morir pero ya todos estabamos hasta la madre de esperar en general la organizacion tiene mucho que ver

Publicar un comentario