18 de septiembre de 2007

ACL sábado (día uno)*

Por Salvador


La mañana del viernes transcurrió sin mayor problema. Llegamos al aerepuerto al rededor de las 6:30 de la mañana, tomamos un desayuno ligero antes de pasar a la sala de espera, platicamos un poco con Origel que se dirigía a Houston en el mismo vuelo que nosotros —y aunque no nos lo dijo, estamos casi seguros que fue para hacerse una cirugía estética—. Aterrizamos, cambiamos de avión y volvimos a despegar para por fin aterrizar en Austin.

Eran más o menos las 4:00 pm cuando nos encontramos con el primer problema del fin de semana: el calor era una verdadera mamada. Y es que a partir de ese momento empezamos a cumplir jornadas prácticamente de 24 horas constantes de sudor, lo cual, sin embargo, no evitó que fuera un gran fin de semana.

En la tarde no hubo festival para nosotros —no así para el Invitado Conejo—, por lo que nuestra primera presentación fue Art Brut en el Mohawks, evento organizado por los Hotfreaks que dio inicio como a las 12:30 de la madrugada del sábado.

Después de dormir unas buenas horas y dado que no teníamos mucho interés en las bandas tempraneras, decidimos llegar al festival una hora antes de que empezaran los Cold War Kids para comer algo y ubicarnos en el terreno.



Unos minutos antes de las 3:30 nos encontrábamos frente al escenario AT&T Blue Room para ver una presentación que en términos genreales fue lo lindo de aburrida. Es cierto que Cold War kids no está cerca de ser una banda que me gusta, pero tampoco esperaba que me despertaran tan poco interés. Pa pronto, mejor nos tiramos al suelo para refugiarnos de los rayos del sol y sorprendernos por los que creemos —tampoco es que hayamos pensado tanto en ello— son los senos más grandes que hemos visto.



A las 5:30 de la tarde, regresamos al mismo escenario para ver a Andrew Bird, aunque realmente fue para escucharlo porque a esa hora el festival ya se encontraba más lleno. por lo quedecidimos no hacerla de jamón y quedarnos atrás de la consola. Lo cierto es que el señor Bird estuvo muy bien y para nuestra fortuna no sería la última vez que lo veríamos.




Para ese momento ya teníamos una que otra señal del síndrome del jamaicón, por lo que engrosamos nuestras desnutridas filas con otro mexicano que a según nació en Cuernavaca, pero que desde hace muchos años vive en Toronto; o nació en Toronto, se fue a Cuernavaca y se regreso o algo por el estilo.

Los cuatro (Sofía, el Invitado Conejo, Max y yo) nos dirigimos para ver a los Arctic Monkeys que tocaron a las 6:30. Para ese momento era el escenario en donde más gente había y en su mayoría eran pubertos furiosos, aunque también se podía encontrar uno que otro mayor. La presentación fue floja, aburrida y sin el punch suficiente para atrapar público, algo digno del olvido.





Como 20 minutos antes de que acabaran, decidimos salirnos para comprar unas chelas y acercarnos lo más que pudiéramos del escenario AT&T Blue Room pues a las 7:30 comenzaba Clap Your Hands Say Yeah, los cuales tenían una deduda con nosotro desde su presentación en México; como muchos sabrán, según sus propias palabras, la peor que han tenido en su carrera.

A diferencia de lo que sucede acá, llegar hasta enfrente fue de lo más fácil, uno que otro sorry y asunto arreglado. Y en cuanto a Clap Your Hands pagaron con creces su deuda, dieron un gran show de 45 minutos en el que incluyeron sus mejores canciones.



Después de que terminaron corrimos a meternos entre la gente porque en el escenario de al lado estaba empezando Arcade Fire. Nos metimos lo más que pudimos, pero no fue lo suficiente para verlos de cerca, lo cual no evitó que presenciáramos uno de los conciertos más impactantes que he visto. De las canciones que tocaron más o menos la mitad fue del Neon Bible y la otra mitad del Funeral, siendo el climax como era de esperarse "Rebellion".




Para las 9:30 debimos salirnos del festival, pero estúpidamente fuimos a ver el final de Muse, lo que nos pasó a joder bastante porque se nos hizo tarde para llegar al aftershow de The National y Blonde Redhead, que más bien se terminó convirtiendo en el after de Blonde Redhead.

(continuará...)


*Esta reseña es muy escueta y medio hecha al chilazo porque dedicaremos entradas a cada una de las bandas que a nuestro parecer se la rifaron chido en el festival.

Twitter Twittéalo Facebook Compártelo en Facebook

9 comentarios: on "ACL sábado (día uno)*"

Adrian dijo...

y porque no hay foto de esos senos enormes
eeeeeeeeeh
eeeeeeeeeeeeeeeeeeh

sirako dijo...

foto foto!

Luis Estrada dijo...

siii..footooo foooootoooooo!!!!

10:1 dijo...

los arctic rifaron chingón, pero te fuiste antes. Una pena que no tocaran mardy bum.

sofa

sof dijo...

y sí hay foto de los senos enormes, no se ven en su máximo esplendor. Pero por más acá que suene, en serio es algo desagradable.

Chidoguán dijo...

Permítenos ser los jueces respecto a si los senos en cuestión son desagradables o no.
Después de todo, es nuestro derecho constitucional.

Anónimo dijo...

jaja que onda

practicamente escriben que se la pasaron mal

y eso del calor ...mta pues viajen mas no mamen...que esperaban bola de weyes.....se nota que nada mas fueran asi como para decir que fueran a un festival gringo

seguramente fue su consuelo por no haber ido a coachella o algo asi

sale
chido one to you carnal

sof dijo...

jojo, pinche wei envidioso.

adrian dijo...

estamos acostumbrados a cosas desagradables en el blog del chidoguan, asi que de eso no se preocupen.
Fotooooooooooooooooooo

Publicar un comentario