30 de enero de 2007

El Héroe de la Guitarra

Por Jorge Miguel

Música. Videojuegos. Son dos conceptos que, aunque no lo parezca, van de la mano. Será mi propósito escribir una vez al mes sobre su relación.

Ahora voy a hablarles en específico de un juego estrictamente musical. Estrictamente rock. Me refiero a Guitar Hero y a su secuela. Tan sólo al escuchar el nombre podemos imaginar qué es lo que vamos a esperar del juego: riffs poderosos y canciones emblemáticas del rock.

Aquí encontramos (y me refiero a sus dos versiones) esas canciones guitarrosas que –para qué nos hacemos- siempre hemos querido tocar. Desde Ziggy Stardust de Bowie o Search and Destroy de Iggy & The Stooges. Hay de todo: Cheap Trick, Heart, Primus, Nirvana, Foo Fighters, The Stray Cats, incluso tenemos a Spinal Tap; así que por variedad no paramos.

Pero no sólo es el hecho de tocar la guitarra y esas canciones. Guitar Hero tiene la habilidad de clavarte. No importa si sabes tocar la guitarra o no. A fin de cuentas es lo que hacen los videojuegos: logran que hagas cosas que no puedes. Y es lo que este título cumple con creces. Cuando menos te das cuenta ya estás clavándote en Sweet Child O’ Mine y sintiéndote Slash.

Si no eres fan de los videojuegos pero sí melómano, Guitar Hero y GH II son juegos que DEBES probar; al menos una vez.

Les dejo con un video de gameplay; la canción es Search And Destroy de Iggy & The Stooges.


Twitter Twittéalo Facebook Compártelo en Facebook

2 comentarios: on "El Héroe de la Guitarra"

beatlebum dijo...

no he jugado éste juego, no me llama la atención, ni se me hace nada bueno... tal vez como dices debería probarlo, pero es que de verdad estuve viendo algunos videos de como se juega y no le veo el chiste... prefiero tocar la guitarra de verdad...

tal vez lo único bueno es la música \m/

...mi humilde opinión

Jorge Miguel dijo...

En este caso te digo.

Si sabes tocar la guitarra... sí, te conviene más tocarla. Es casi igual de complejo.

Sí, soy gamer y también toco la guitarra, pero aun así me entretuvo.

Por otro lado me disculpo... El post quedó de la chinguirimiguirí.

Publicar un comentario