27 de mayo de 2008

¿Quién canta la de 'imagine all the people, sharing all the world'?

por Ricardo









Ya no cualquiera lo recuerda, hoy 27 de mayo del 2008, pero la mayoría de los que estamos en la pista sabemos que bailamos Born Slippy. NUXX de Underworld, lado B de un sencillo de nombre Born Slippy lanzado en el '95, pero que saltó a la fama por el soundtrack de Trainspotting, la película de Danny Boyle basada en el libro que Irvine Welsh publicó en 1993. Pista número 13 del disco 1, el que trae a Mark Renton en la portada con una barra naranja y letras en blanco; el mismo disco que he perdido en tres ocasiones y he comprado en cuatro.

Cada día me cuesta más recordar estas cosas, supongo que es porque cada día tengo que recordar cosas más importantes (aunque para mí no sean importantes, si me pagan por saberlas se vuelven importantes); pero la plática que tuve ayer con un primo quinceañero sobre la que dice es su banda favorita me ha puesto a pensar en lo olvidado que esta el ser un trainspotter.

A pesar de pagar 500 pesos por escuchar a noséquienputas en concierto, no conoce detalles de la producción o siquiera el nombre de las canciones que no son sencillos. Dudo que sea porque su vida es más eficiente que la mía a su edad, que fue cuando más aprendí estos datos; creo que simplemente no pone atención en los detalles. Su falta de interés no es gratuita ni mi preocupación es mera nostalgia por mi pubertad perdida. Vivimos demasiado a prisa para entrar en detalle; si antes era natural olvidar cosas con el paso del tiempo, hoy lo natural es no saberlas.

Justifico mi interés en estos detalles debido a la época en que empecé a escuchar y coleccionar música . La colección que hoy enseño a mis amigos inició con el acetato de Batman, aquel que trae el Batdance a cargo de Prince. Para hacer aquellos discos del tamaño de una pizza mediana hechos de polivinilo, se graba y mezcla la música en cinta magnética, lo que implica mover a velocidad constante la cabeza grabadora; para lo cual una señal eléctrica análoga al sonido a grabar es alimentada con un patrón magnético similar a la señal. El proceso es leído mediante una cabeza reproductora que convierte la cinta en una señal eléctrica, elimina frecuencias, determina volúmenes y la anchura del surco para imprimirla y sacar la cinta maestra.

El contenido de ésta cinta se transfiere a un disco patrón hecho de aluminio recubierto con laca negra de 1mm de espesor, que es el famoso acetato. Su manufactura requiere un equipo con un cabezal de corte que graba el surco para transferir la música, cuidando ecualizar el sonido para adaptarlo a las nuevas características del disco. Al terminar de grabarlo, el disco se lava con agua y jabón y se cubre con cloruro de estaño; que permite se adhiera una capa de plata, para luego sumergirlo en una solución basada en níquel a la que se le aplica electricidad.

Del disco patrón se imprime una copia en negativo conocida como disco matriz, de la cual se obtiene una copia en positivo llamada disco madre; repitiendo hasta tener ocho discos madre más y sacando de cada uno dos copias negativas llamadas discos estampadores. Todo esto se repite con el otro disco patrón, el lado B del disco. De los discos estampadores se saca la copia final puesta a la venta mediante el prensado de una pastilla de acetato de vinil entre los dos moldes estampadores. Su reproducción se basa en la conversión del movimiento de la aguja que sigue el surco a una señal eléctrica que imita sus variaciones, las señales procesadas llegan al amplificador y de ahí a los audífonos o bocinas.

El gusto de coleccionarlos me duró poco, fue difícil pasar por alto una fotografía de 30 centímetros; pero la facilidad en el vaivén que brindan los discos compactos dejó a las grabaciones análogas obsoletas. Fue 1979 el año en que el equipo formado por un holandés y un japonés creó el CD, 12 centímetros de diámetro fue el tamaño elegido con la intención de poder llevarlo en la bolsa de una camisa. Los discos compactos se hacen en 300.2 milímetros de policarbonato de plástico más una capa de aluminio que promete conservar la calidad sin importar el número de reproducciones o tiempo que tenga el disco, popularizándose tres años después como medio favorito en la venta de música.

Un CD de audio se reproduce a 150 KB por segundo, la longitud de plástico sobre el que se graba es de 5.38 kilómetros y su tiempo de duración son 80 minutos. La grabación de los discos se puede dividir en dos: los discos editados por productoras se hacen con la grabación de un disco maestro sobre vidrio pulido cubierto por material fotosensible; un láser vaporiza partes de este material dejando unas marcas para que luego de ser atacado químicamente se fijen con pequeños huecos. Las copias a vender se hacen calcando las protuberancias del disco maestro en uno estampador y de este al producto final. Por otro lado, la grabación óptica digital no involucra procesos químicos y se hace en PC’s personales. Para quemar un disco, un infrarrojo se emite hacia un espejo que lo enfoca sobre la superficie de aluminio para grabar los huecos, que son cubiertos por una capa acrílica de laca y plástico; evitando que sean rellenados o se formen nuevas marcas alterando la grabación. Los huecos tienen una anchura de 0,6 micras de profundidad y 1,6 micras de separación grabándose de adentro hacia afuera. Para reproducirlos, la luz de un rayo láser se refleja en la capa de aluminio para dirigirla a un fotodiodo capaz de reinterpretarla en código binario debido a los intervalos que la distancia entre huecos da a la luz; la señal es convertida de digital a eléctrica para ser amplificada y escuchada.

Los diseñadores de discos se dieron entonces a la tarea de adaptarse al nuevo formato, su espacio de trabajo quedó reducido a 12 centímetros y se tuvo que buscar nuevas formas de embalaje para seguir llamando la atención del melómano; pero en 1995 otro cambio ocurrió al ser lanzado en Alemania el formato de compresión sonora más popular: el mp3.

El mp3 no es otra cosa que un algoritmo de compresión con pérdida que codifica información, utilizando una menor cantidad de ella para ocupar una relación de 10:1 del espacio original, una copia inexacta. Los datos originales son simplificados al desechar partes que resulten prácticamente imperceptibles para los escuchas, dividiendo la señal original en bandas de frecuencia y cuantificando cada sub-banda en función del umbral de detección de ruido. El codificador decide la mejor manera de gastar los bits disponibles, se piensa que para el oído no experimentado una compresión de 128kbps bastará para que escuchen bien las canciones. Sin embargo, las personas con experiencia profesional en la parte auditiva necesitarán al menos de 256kbps para encontrarlas aceptables.

La compresión ha facilitado la distribución de música por internet y con esto la accesibilidad a canciones se incrementó, pero con el también se perdió el arte del objeto físico que representaban las grabaciones y la atención por los detalles de la producción que ahí se señalaban. La tecnología en la grabación de música ha triunfado al volverla más eficiente tanto para productores como para escuchas, pero terminó con los detalles que nombraban a un trainspotter. Basta hoy con armar una larga lista de reproducción para olvidarse de la música y escucharla sin siquiera reparar en sus ejecutores, tal como a mí me bastó entrar a la wikipedia para escribir estos párrafos fingiendo que los entendía.

Quizá ya nacieron los nuevos Beatles, quizá todos tenemos una canción suya en nuestro disco duro, el problema es que estamos demasiado distraídos para darnos cuenta de su nombre. La era que rinde tributo al medio llegó hace un buen rato y no se ve por dónde podremos despedirla.

Twitter Twittéalo Facebook Compártelo en Facebook

26 comentarios: on "¿Quién canta la de 'imagine all the people, sharing all the world'?"

Diego dijo...

Con tanta música en el disco duro, es dificil saber los nombres de las canciones y otros detalles en ocasiones. Yo siento que todo eso tiene remedio si te educas para apreciar a la música, aprender a poner atención y desechar aquello que de plano no te gusta o se escuche demasiado repetitivo. El problema va más alla de la música, actualmente estamos expuestos a tanta información que la mayoría pierde su capacidad de concentrarse en lo relevante. El mp3 y otros formatos llegaron para quedarse, no hay vuelta de hoja, así que hay que adaptarse a las nuevas realidades.

PD: Con respecto a lo de la calidad del mp3, recuerdo que hace como 4 años aprendí a distinguir uno de 128 de uno de 192 o de 320, si hay bastante diferencia.

Mijel GLLV dijo...

Es cierto... a como estan las cosas actualmente será mucho muy dificil que algún grupo actual logre ocupar los puestos de los grupos de antaño, ya no merecen tanta atención, ya no hay tiempo para escuchar tanto que hay por escuchar y conocer todo lo que hay por conocer... pero los clásicos seguiran siendo los clásicos para las generaciones por venir.

Para bien o para mal.

Emmanuel dijo...

Siento que el momento preciso en que se comenzó a perder el interés por el detalle fue justamente por ahí del soundtrack de Trainspotting.

En lugar de escuchar el disco completo de Iggy, o de Lou Reed, o de Underworld, o la versión original de Atomic, los 'chavos' se quedaban con el disco de la película.

Claro está que ninguno leyó el libro.

Claro está que ninguno entendió qué es ser un trainspotter, puesto que en la película no incluyeron esa parte del libro.

Y no tiene nada que ver con música...

Belcebú dijo...

¿Será que la música, como todo, se está volviendo desechable?

Epidemia de los tiempos modernos.

Juan Hernandez dijo...

Emmanuel,

Me podrías explicar como iba a leer la novela, cuando no estaba traducida al español y el inglés del autor escocés es de lo más difícil de entender. Pero seguramente tu si lo leíste, porque tu hablas todos los idiomas y entiendes todo. Eres un superhombre, no cabe duda, sabes todo, escuchaste todo antes que todos, leíste todos cuando nadie lo leyó. Creo que deberías de escribir para pitchfork, creo que va más con tu estupida mamones.

Me gustaría conocerte para romperte tu madre, porque tal vez para los changadazos no eres el más piola.

Sofía dijo...

Uy, qué malo.

gargamel dijo...

en algún lado leí una anécdota acerca del tiempo en que se inventó la bombilla eléctrica y el alumbrado público y etcétera. algunos pensaron que con una luz permanente en cada esquina de cada calle de cada ciudad desaparecería la noche en las ciudades. desaparecería la oscuridad nocturna y hasta las sombras.
emociona pensar en cómo la tecnología cambia la concepción social y la experiencia de la música. pero al final sigue siendo música y depende de cada uno cuanto se clava en la textura. siempre va a haber alguien que se cree el único joven iluminado que conocía a lou reed antes de escuchar 'perfect day' y que escribe generalizaciones tan burdas como las de allá arriba.

Emmanuel dijo...

Juan:

En efecto, leí la novela cuando tenía 16 años. Afortunadamente, la biblioteca de mi escuela tenía una copia, la cual hice bien en robarme.

Afortunadamente también, tenía maestros ingleses, escoceses, irlandeses, que me enseñaron muchas cosas de su cultura y así pude leer bien el libro. Afortunadamente, leía bien inglés desde muy pequeño.

Afortunadamente, yo tenía el interés para leerlo e hice el esfuerzo necesario.

Afortunadamente, mis padres se preocuparon siempre de mi educación y me proporcionaron las herramientas para ser lo que soy hoy, y bueno, si soy un superhombre, se los agradezco.

¿vas a criticar mis afortunadas circunstancias, o sólo te estás quejando de las tuyas?

C! dijo...

Que tristeza (o que nostalgia) me ha dado al leer este blog. Hace poco me quejaba de que el "in rainbows" de radiohead solo haya sido distribuido (al principio) por internet, privandonos a los fans de tener un disco y disfrutar de su arte. si querías tenerlo podías pagar 40 libras por un kit pocamadre, pero pocos tuvieron esa oportunidad. Al final el disco salió a la venta. Pero, aun así es un precio caro (el perder la experiencia de tener una copia fisica) el que pagamos por los avances tecnologicos

Ricardo dijo...

Hay un par de definiciones de trainspotter una tiene que ver con los trenes y en esta ciudad basta con sentarte en la banqueta de un eje vial para jugar una variación de ella con los microbuses.

Hay otra que si puede encajar en la música y seguro que la conoces pero preferiste olvidarla en tu comentario ya que por algún motivo siempres tienes que probar que tu condición de superhombre te vuelve más chingón que el resto.

Emmanuel dijo...

Ora

La verdad no tengo idea de qué significado te hayas inventado tú con tus amigos, porque no conozco alguna que tenga que ver con música. Ilumíname, oh rey de los slackers.

es mi nombre Berenice dijo...

Pinche Ricardo, me tuve que chutar toda la parte técnica nomás para encontrarme con que tú tampoco la entendías.

gargamel dijo...

emmanuel ¿es tan difícil entender que lo que causa rechazo de tus comentarios no es tu conocimiento sino tu ARROGANCIA al respecto? al menos yo agradezco que compartas lo que sabes ¿pero tienes que hacerlo tan mamonamente?

y felicidades, una vez más te las ingenias para volver los posts de cierto colaborador en una pelea de niños de primaria que trata acerca de emmanuel y cuánto (oh, dios ¡cuánto!) sabe emmanuel.

Emmanuel dijo...

gracias, méxico!!

.Albatros ojeroso. dijo...

Nunca había entrado a ver los comentarios de esta página, nunca volveré a hacerlo. Gracias por algunos discos.

es mi nombre Berenice dijo...

Pinches Emmanuel y Ricardo, ya auyentaron a la audiencia. ¡CompórtenseN!

Emmanuel dijo...

¿No ven que todo es un ardid publicitario? Primero vamos a crear una rivalidad, montaremos un par de escenitas públicas ("¡tsss, esos son los weyes de diez a uno que se odian!"), y luego nos reencontraremos como Marylin Manson y Trent Reznor en un sobrevendido concierto en Madison Square Garden.

O como Ren y Stimpy más bien...

10:1 dijo...

¡Ahuyentar lleva hache!

Albatros ojeroso nunca volverá, todo es culpa de Niche y su ortografía.

Y Gargamel también ya nos odia.

¡GRACIAS, MÉXICO!

Yo, Vakero dijo...

Buen post, uno tiende a olvidar con tanta información disponible, pero las oportunidades son de aprovecharse. Cada quien tiene historias y rolas que recuerda con más ganas... comenzaré a hacer mi lista ja ja.

Saludos al Ex-Cap.


****

Habría que empezar a leer los comentarios saltándose los del chico listo, así hasta hablamos del post y de la musica. Je je je.

Y bueno... yo concuerrdo en Ema, es una estrategia publicitaria eso de hacerse odioso, uds saben, sociópata de esos'diferentes a los otros'... a la nena Soft tmb le late esa onda, ella es la fundadora XD.

Total, vamos a seguir el juego... si nos da la gana.

es mi nombre Berenice dijo...

O sea, güey, fue a propósito (...).

Era parte del ardid publicitario. Pinche Sofía.

¡Putos todos!

JP dijo...

Se la MA-MA-RON, that's right, merecía deletreo y mayúsculas.

Lo importante del post era obvio que a la gente ya no le preocupa conocer más sobre los artistas o mínimo sobre sus producciones, se conforman con los singles (sencillo para aquellos no ilustrados en inglés, ya saben de quien hablo, jajaja). Pero creo que todo es parte del mundo en que vivimos, la tecnología mientras que es buena, por que ha logrado hacer grandes a muchos, por ejemplo gracias al myspace, ha también provocado que existan miles de opciones para escuchar.

Eso si no debemos ponernos de pretenciosos a decir que solo algunos se toman el tiempo de "conocer" a una banda o los detalles de producción. La realidad es que sin la tecnología y ese "desinterés" no habríamos muchos de nosotros descubierto a muchas de las bandas que conocemos hoy y cuyos albumes conseguimos por internet y no existieran blogs de música como este que le da un espacio a muchos proyectos chidos pequeños que de otra forma no serían conocido.

Así que dejense de peleas tontas que los dos no tengan razón no significa que esten equivocados.

SALUD!

Emmanuel dijo...

Verdadera mamada sacada de la manga decir que a la gente ya no le importa la música.

Prueba viviente somos todos los que leemos y escribimos en este blog.

Y así cómo este, hay miles en todo el mundo. Y en este exacto segundo hay millones de torrents bajándose, y iPods actualizándose.

Si acaso, nunca ha habido tanto interés por la música.

Pero alguien decide que su propia depresión, su propia desidia, es un síntoma del mundo, porque cree que él mismo es el ombligo del mismo. Y entonces todos decimos: "ah, claro, todo se está yendo a la chingada".

Fuck that. Sean felices. Disfruten su música, interésense por las cosas. No dejen que un emo les diga que ya no vale la pena seguir y que sólo estamos viviendo de glorias pasadas. La tecnología funciona para distribuir cada vez más música, y también para que todos puedan grabar su propia música con los elementos a su alcance.

Hace 10 años hubiera sido impensable siquiera estar discutiendo esto en un foro como éste. Vamos a valorar las cosas por lo que son, y no por lo que fueron.

Y paren de mamar.

Belcebú dijo...

¿O sea que ya no se van a pelear?

Carajo, recién hice las palomitas de maiz...

Anónimo dijo...

Visito varias paginas, esta es una de mis favoritas... ¿cosas negativas de 10:1? que ponen los discos en rapidshare. ¿cosas positivas de 10:1? los comentarios son coherentes y bien escritos, no como las demas paginas donde eskriven azi y a todozz ellos me los imagino peinados tipo "emo", con mentalidad tipo "emo"

Alejandro dijo...

No Sabía de que manera llegar a ustedes y probablemente suene inusual, pero tengo un disco de una banda poblana a la cual pertenezco y quisiera que subieran el disco, escuchenlo no creo que los descepcione tanto.

http://www.mediafire.com/?nzhygdxxzlu

Publicar un comentario