9 de septiembre de 2007

Senec Tud

Por Rodrigo Jardón

"“When deep space exploration ramps up, it'll be the corporations that name everything, the IBM Stellar Sphere, the Microsoft Galaxy, Planet Starbucks."
-Edward Norton en The Fight Club.


Si Reader's Digest publicara El Socialismo y el Hombre en Cuba de Ernesto Guevara, ¿qué pasaría con la juventud "revolucionaria"? Lo mismo que cuando Furor sacó su línea "Habana": nada. En el caso de la música existe un término claro para esas ocasiones en las que adolescentes enfurecidos, carentes de una clara imagen paternal, abandonan a su grupo favorito porque se sienten defraudados: "vendidos".

De la última visita de Sonic Youth a México recuerdo frases como: "¡Esto sí es Punk!", "¡Kurt vive!" o (dirigida a Kim Gordon en Guadalajara) "¡Ya, ya, mucha ropa!". Frases de la juventud que no vio a esta banda cuando la última palabra de su nombre realmente hacía referencia a ellos y eran de lo más representativo del No Wave, Noise o cualquier otra etiqueta que se les ha puesto.

A diferencia del post sobre la reunión del Zep, éste sí parece broma, al anunciar el romance ente Sonic Youth y Starbucks, a través de Hear Music. Esta noticia ya tiene bastante tiempo circulando en la web (pasando por manos como las de Cucharasónica o Billboard), a raíz de una entrevista con Thurston Moore publicada en Pitchforkmedia y parece que todas las opiniones son negativas.

En concreto, el disco contendrá una selección realizada por gente farandulera como el escritor Dave Eggers (quien contribuye en el último disco de Beck), Jeff Tweedy de Wilco, Beck (El Mismísimo), el diseñador Marc Jacobs y las actrices Portia di Rossi, Michelle Williams y Chloe Sevigny; así como un track exclusivo que al parecer Sonic Youth todavía no graba.

Lo que me parece más interesante es la crítica negativa que se le hace a las bandas cuando intentan crecer en un mundo en el que -si ciertamente persiste la idea de monopolizar la cultura (idea que ha existido desde siempre)-, es una realidad que gracias a la expansión de ese imperio cultural (y por lo tanto de la contracultura) es que bandas tan buenas como ésta han llegado a nuestras manos. Creo que mucha gente que opina jamás ha tenido una banda, y mucho menos de esta magnitud, y así seguirá siendo mientras sigan pensando que hacer lo que quieres significa morirte de hambre (lo cual no es del todo cierto) (ja, yo ni aparezco ahí).

Les dejo un video que hice de la última visita de Sonic Youth a México:


Twitter Twittéalo Facebook Compártelo en Facebook

8 comentarios: on "Senec Tud"

sof dijo...

Pues a mí me da totalmente igual la manera en la que los artistas se den a conocer, siempre y cuando se pueda convertir a mp3 y subir a un blog. A diez a uno, de preferencia.

Y el video... mis respetos Jardón, ojalá no renuncies ahora que ya te van a pagar por tus fotos.

Bueno el posto.

biz dijo...

está bien padre el video.

Anónimo dijo...

el problema en este caso, creo yo, no es que "una" banda se venda, sino que se vende "la" banda arquetipo de la lucha contra las trasnacionales y la corporativizacion de la cultura norteamericana moderna. esa fue una de las banderas que portaron siempre, desde sus primeros discos. si ya la firma con geffen fue mal vista por muchos, ahora es como la losa sobre su tumba. realmente no es extraño, la gente envejece, se parasita y poco a poco vale madre. el ultimo concierto en méxico fue la prueba, ni timbiriche pudo ser tan fresa... una lastima pero asi es. de cualquier manera aun nos quedan sus discos y los buenos recuerdos de algunas de sus tocadas. mmmmmm seattle...

Rodrigo jardón dijo...

Creo que anónimo tiene el punto: si Sonic Youth se vendió, ya cualquier cosa se puede vender...afortunadamente también se puede bajar.
Lástima que también la calidad de sus conciertos ha bajado y ni se diga de sus discos, que si bien están muy por encima de lo que normalmente sale en ediciones nacionales, cada vez son más parecidos entre si y no se comparan con lo que alguna vez fueron.
Viviremos de los recuerdos.
mmmmm Seattle...aunque Sonic no sea de mmmmm Seattle.
...mmmm Soooofff

Anónimo dijo...

en efecto, ellos son mas newyorkers que nada, lo se. me refería al espiritu de la época. a eso y nada más.

por cierto, para estos temas recomiendo mucho la entrevista que thurston moore le hace a patti smith, se encuentra en la página de ella según recuerdo.

saludos!

Anónimo dijo...

It was the next generation of the downtown music scene, all these new kids from art schools moving to New York and taking over the scene. Blondie became radio-friendly and they created this real harsh, nihilist music called no-wave. It was atonal, chordless, noise rock played by these weirdo personalities. It was total anti-rock. The Sex Pistols were supposedly destroying rock & roll, but they were just playing Chuck Berry chords a little faster and sloppier and louder.
T.M

queda algo de eso?

Rodrigo jardón dijo...

Sólo queda Sonec Tud.

Emmanuel dijo...

Ya quisieran las nuevas bandas tocar como sigue tocando S.Y. Y el sonic nurse es un gran gran disco...

Publicar un comentario