4 de junio de 2007

DAN DEACON

Por Emmanuel

Dan deacon


A medio 2007 ya no hay dónde ocultarse del cambio de los tiempos. Ya no existe el amor libre ni la revolución y el Ché está en playeras de Furor.

Después de 60 años, un guitarrazo más es lo que menos necesita el mundo, y aunque en este blog seamos unos melancólicos clavados, la verdad es que el rock eléctrico ya valió madres.

En su lugar, una horda de jovenzuelos ñoños armados con computadoras y secuenciadores están construyendo un universo que no tiene nada que ver con las revoluciones de los sesenta ni los desfiguros de los ochenta, sino con los avances científico-tecnológicos, la diversidad humana y el desprecio por la fama.

Desde pequeños departamentos en ciudades cosmopolitas, genios estupendos como Aphex Twin, Lindstrom, Jan Jelinek, Boards of Canada, Psapp, Hawke, Matmos, Girl Talk, etc. están imaginando sueños muy distintos.

El nuevo niño prodigio se llama Dan Deacon, bizarro DJ de Baltimore quien acaba de lanzar su disco debut Spiderman of the Rings. Es difícil describirlo sin referencias, pero radica ahí su genialidad: esto no suena a nada, es completamente nuevo y emocionante. Es difícil saber dónde termina lo humano y dónde comienza la máquina, pero este es un disco verdaderamente humanista. De los elementos más fríos, de unos y ceros, del plástico y los metales, Deacon ha creado un jardín de puro placer.

Olviden el nuevo disco de los Manics, el BRMC o Jarvis. Ni que decir de Travis, Coldplay u Oasis. La música ya está en otra parte, pero tal vez el mundo aún tenga miedo de afrontar el futuro.

¿Quieren ver como se escucha en realidad el siglo XX!? ¡No tienen que comprar un pedazo de plástico! lo nuevo son las computadoras y gracias a ellas les puedo regalar a…

Dan Deacon, Spiderman of the Rings.



Twitter Twittéalo Facebook Compártelo en Facebook

1 comentarios: on "DAN DEACON"

Ricardo dijo...

Pues los tiempos siempre han ido cambiando pero eso de decir que el rock eléctrico valió madres es una de esa afirmaciones baratas; además los jovenzuelos ñoños armados con computadoras dan flojera ¿de qué hablan? lo que pasa es que las bandas que suenan más fuerte tocan música muy fácil, que ya este probada.

Sufjan Stevens es prueba de que los instrumentos tienen mucho que dar si en verdad se sabe lo que se quiere; y no me refiero a su nueva canción que bueno, me parece buena pero no deslumbra.

Pero bueno, ya baje el disco que pones acá espero poder escucharlo en la noche.

Publicar un comentario