14 de febrero de 2007

Emmanuel Caballero, nuevo colaborador, primera entrega

Tantas maneras de estrenarme como colaborador en Diez a Uno, pero sólo una posible, así que me he decidido por inaugurar una sección finamente bautizada como:

¡Subestímame ésta!

Sonic Youth

Hace poco un amigo (y nemesis musical) me preguntó algo interesante: ¿qué bandas has visto en vivo que hayan estado en el mejor momento de sus carreras?

Sin mucho pensarlo solté Nine Inch Nails como primera opción, pero ni yo me la creí. El show del Palacio de los Deportes estuvo de poca madre, pero para calificar tendría que haber ocurrido diez años antes. Mi segunda opción fue Radiohead, pero mi cuate se puso nena (pura envidia) y argumentó que el mejor momento de Radiohead fue por ahí del Kid A - Amnesiac. Con harto refunfuño, accedí. Me detuve un segundo, y en un flashazo acompañado de un riff ponerdorsísimo tuve una revelación: ¡NO MAMAR, VI A SONIC YOUTH!

A lo cual mi interlocutor me soltó una respuesta inaudita: "Bah, ellos son demasiado underground, no cuentan".

Mis ojitos quedaron de anime estupefacto y una gotita simbólica salió de mi nariz patas pa’rriba. Minutos después, de camino a mi casa, salí de mi estupor y me enojé. ¿Cómo era posible tanta desidia hacia una de las grandes, grandes bandas del rock? ¿Acaso lo había dicho para hacerme enojar? ¿Acaso había entrado en un episodio de Laguna Beach sin darme cuenta?

En ese instante me dispuse a buscar las pruebas irrefutables, empíricas y metódicas de que Sonic Youth SÍ importaban. Busqué en el Internet, y nada. Mi sorpresa iba creciendo como un afta que no puedes dejar de lamer… era verdad. Nadie los reconocía como lo que en verdad son: los creadores del noise-rock, de la distorsion rompe-tímpanos, del art-punk (ja, ¿eso qué?). Sólo una triste página Neil Young (Young- Youth, hmm, aquí hay chanchullo) tenía unas cuantas referencias: "Obviamente me gusta Sonic Youth. Hacen música hermosa… ¿Han oído Expressway to Your Skull? ¡Tan hermosa! Es clásica. Una melodía magnífica, sobretodo en vivo, grandiosa. Tienen varias canciones de esa talla… son una gran banda."

¡Wow, Neil Young! Eso debía callar a mi amigo, pero YO no estaba satisfecho. Sonic Youth es una de las bandas más influyentes de la historia. Podría ir más lejos y decir que son la mejor banda gringa aún en activo. Ya desde 1988 destrozaban amplificadores sin concesiones, rockeando con su Teenage Riot, del disco Daydream Nation. Sin ese LP en particular no existirían movimientos completos como el grunge (irónico que fuera Kurt Cobain quien les consiguiera un contrato con Geffen Records), no existirían bandas como The Jesus and Mary Chain, Arab Strap, Broken Social Scene, Pavement, Blonde Redhead, Death From Above 1979, Deerhoof, Electrelane, Stellastarr*, los Strokes, Morphine, My Bloody Valentine, Rage Against the Machine… por amor de Dios, sin Thurston Moore, Johhny Greenwood nunca hubiera dado su guitarrazo en Creep y Radiohead nunca hubiera llegado a ser la banda en vivo que yo llegué a ver muy tarde.

Después de ese disco básico, le siguieron otros igual de importantes: EVOL, Goo, Dirty, Experimental Jet Set Trash & No Star (¿quién no rockeó con Bull in the Heather o por lo menos con el cover del Go!Team, y acaso no es esa Kathleen Hannah, mamacita de todo el movimiento riot grrrl brincoteando en el video?), su participación en el tributo a los Carpenters, Washing Machine, Sonic Nurse y recientemente Rather Ripped. Todos son una chingonería y ojo, merecen respeto.

Pero divago. Así como con Radiohead, uno no sabe de qué va el asunto hasta que los ve en vivo. A pesar de lo buenos que son los discos, Sonic Youth live and fuckin’ plugged son una experiencia que sobrepasa el concierto caguengue de rock. Son una locomotora fuera de control. ¿Qué los hace tan populares? Que son honestos y serios, que hacen un ruidero de los mil demonios y de ese feedback diabólico empieza uno a crear placer misteriosamente. La cabeza está a punto de explotarte y lo único que puedes hacer es sonreír, parecido a comerte un chile verde entero y orgasmear de endorfinas.

Yo no sé si los vi en su mejor momento hace un par de años, tal vez nunca han dejado de tener un mejor momento… lo único que sé es que los voy a escuchar otra vez en un par de semanas y eso me hace feliz. Les recomiendo que vayan, sus oídos y ustedes no volverán a ser los mismos.




Sonic Youth, Ciudad de México, 24 de Febrero.

Twitter Twittéalo Facebook Compártelo en Facebook

7 comentarios: on "Emmanuel Caballero, nuevo colaborador, primera entrega"

Víctor dijo...

Muy bueno, loco. Bienvenido a bordo. Qué cura lo de demasiado underground. Creo que el pedo es que a México vienen cuando venden un buen de discos y las bandas que se hacen famosas dejan de estar en su mejor momento, se hamburguesan.

Mi banda favorita de E.U.A. en activo es Quasi. Parece que nada hay de ellos en este blog. Os lo recomiendo, en especial R&B Transmogrification, Featuring 'birds' y Field studies.

Captain Grünch dijo...

Bravo, se concedió mi deseo.

No creo que Jesus and Mary Chain le deba nada a sonicyouth. y eso de una banda que haya visto en su mejor momento, está cabron porque llegan muy tarde y no he salido del país, pero si tuviera que elegir; yo diría que Pantera. Tachame de ñero pero venían cuando no estaban ni peleados.

Los strokes vinieron luego luego que sacaron su debut, mmm... PJ Harvey. pero ni fui a ese concierto así que no puedo juzgar.

Vakgraun dijo...

yo lo pude ver a bowie en el periodo de earthling, no es el mejor (nada le gana a Ziggy Stardust!) pero me volo la cabeza, otros q vi en un buen momento fue BLur, Morrisey lo vi ahec 2 años, pero verlo a el siempre es verlo en su mejor momento :P

bueno y no me acuerdo mas

saludos

<3
Vak

Diego BC dijo...

Te faltó mencionar Schizophrenia del discazo Sister. Me latió mucho tu post. Creo que Sonic Youth es una piedra angular en el rock y lo de ser 'demasiado underground' no tiene mucho que ver con el mejor momento que vive un artista. De hecho, ya quisieran miles de bandas en el mainstream hacer la música que hace Sonic Youth.
Dos preguntas: ¿Cuándo viste a Radiohead? Disculpa mi ignorancia pero soy una persona que no ha vivido mucho, y quisiera saber si alguna vez han venido a México. La otra, ¿No sabes si vienen pronto?

e. dijo...

Diego:

A Radiohead los vi un par de veces durante la gira de Hail to the Thief. La primera en el Coors Amphitheatre de San Diego, y meses después en Coachella del 2004.

Radiohead sí ha venido a tocar a México, para promocionar el Pablo's Honey. Cuenta la leyenda que tocaron en un bar del Centro llamado La Diabla, y luego tuvieron otra fecha en Guadalajara. También cuenta la leyenda que les robaron lana e instrumentos, iban de gira en una combi y varios de ellos sufrieron de la venganza de Moctezuma.

Desde entonces no han regresado y fuentes cercanas informan que no vienen otra vez, por su primera experiencia y porque odian a los burócratas mexicanos de Ocesa.

Ni pedo, hay que perseguirlos por el mundo. Pero vale mucho la pena.

Simplemente Diego dijo...

Efectivamente, Sonic Youth junto con los Pixies entre otros son los antecedentes del grunge; Kurt Cobain era fanatico de ellos y de los Pixies. Y que lastima que a Thom Yorke y Cia. no vayan a regresar, habrá que cruzar al otro lado para verlos.

J. dijo...

No es por ser mamón pero pues no, Kurt no les consigió contrato a los Sonic, fué al revés, se dice que Kim Gordon recomendó a Nirvana con los de Geffen.

Además (y ahora sí, siendo mamón) creo que vas demasiado lejos cuando dices que radiohead no sería lo que es sin sonic youth ya que musicalmente son bandas muy diferentes.

Pero bueno, dejando la mamonería a un lado, buen post.

J.

Publicar un comentario