10 de enero de 2007

La radio pone el sonido que hacemos

por Ricardo



La madrugada del 25 de diciembre mientras mi hermano tomaba la curva de no sé que carretera caí en cuenta de lo mucho que extraño a la radio.

Radio 6 20 AM, con su afamado gracias por el recuerdo dedicado a la música que llegó para quedarse; Oxido 11 80 AM, (antes ya habían dedicado al rock esta frecuencia ¿no? ¿recuerdas cómo se llamaba?) con el programa del Bazooka; la hora Chicle de Universal Estéreo; 96.9 WFM, porque suena completamente a los 90 y por sus promos en la época de Martín Hernández, Iñárritu (la mera verdad me gustaba mucho esa estación); Órbita 105.7, con mi consentida Lucila Zetina y el "Renegado" que estuvo un rato en Ibero (¿o está?); Radioactivo 98.5, Rulo la programaba chingón y con sus programas especiales podías dejar de ir a la escuela; las noches de Imagen 90.5, que presentaban una enorme cantidad de canciones nuevas; Horizonte, con la barra producida por el Muñecón; y a últimas fechas pero sin poner la atención que se requiere para tomarle aprecio a una estación, Ibero 90.9

Sin todas estas personas hablándome en mi camino a casa, escuela y demás actividades en las que cargaba mi walkman, estoy seguro que no hubiera terminado ni la secundaria y para este momento estaría muerto o partiéndome la madre como albañil en Texas. Lo que sucede en la radio cobra gran importancia cuando tu mejor amigo se llama Sony WM-B12.

Hoy no tengo ipod y enfrento al transporte público por mi cuenta, no creo necesitar un aparato que almacene las canciones que voy a escuchar en cuanto esté en casa; lo que quiero es a un gordo desaliñado como Rulo emocionado por poner a los wannadies y a los violent femmes en el mismo bloque, quiero que Abel cuente una historia sobre el por qué le gusta escuchar esa canción de lou reed los jueves a las 9:54 de la mañana, quiero preparar un muñe-cocktail escuchando a Franck Pourcel y que Lucila me hable bonito al oído.

Mis días ya están sujetos a la música, lo que busco es una vida que signifique en todas esas canciones.

Amor Metal - Pastilla
Disillussion - Badly Drawn Boy
Hangin' 'round - Lou Reed


Twitter Twittéalo Facebook Compártelo en Facebook

7 comentarios: on "La radio pone el sonido que hacemos"

Xuravet dijo...

Por las estaciones que pones, no eres de la época de Rock 101, 100.9 mhz. (1984-1996.
Digamos que de la pauta marcada por este gran proyecto nacieron muchas de las que mencionas, sin llegar a igualarla. En la red encontraras información de esta estación y de la gente que la seguíamos. Saludos

niki dijo...

¡sony walkman, qué bonito! yo tenía un radio en forma de candadito de plástico que sólo escuchaba en mi cama por la noche. una vez un locutor presentaba Space Oddity (con mis 10 años nunca la había escuchado) y el tipo empieza a hablar del 'maestro' Bowie. Tal vez era músico, en lo personal me choca que se refieran así a él. O a Dylan. O a quién sea. Lo peor fue que cambié la estación sin haber escuchado la canción porque de verdad que me cayó muy mal.
Pero a todo esto ¿ya no escuchas la radio? Todavía puedes morir y brbrbrrr todavía puedes terminar en Texas...

Captain Grünch dijo...

Xuravet: Tengo muchos pecados y uno de ellos es no haber presenciado rock 101. me cuentan de ella pura maravilla, sobre Luis Gerardo, sobre Jordi, sobre Radio Bestia y el Licuado Lisergico, el muñecon y de Lucila; tengo la edad suficiente para poder haberla escuchado en su etapa final pero no fui guiado hacia ella. ¿qué puedo decir? confieso haber pecado.

Niki: Ya casi no escucho radio porque la mayoría de locutores hace comentarios temerariamente estúpidos y la programación regular se basa en repetir a los killers, a kasabian y a unas bandas que según son de acá pero cantan cosas como si vivieran en un lugar que probablemente ni siquiera existe. ya sabes, ¡Pánico!
Además se supone que ahora tengo el carácter para poder salir adelante en una pieza. ñah

Bill Mano dijo...

En ése aspecto realmente no podría opinar. La radio en las ciudades donde he vivido siempre ha dejado mucho, pero mucho que desear. Y realmente es lamentable.

sof dijo...

Chale, yo nunca escuché estaciones de rock. Y hasta ahí mi comentario, porque me da pena decir las frecuencias que siempre sintonzaba...

Cronqvist dijo...

Recuerdo cuando escuchaba radio. El 870AM aca en Morelia era la neta, sobre todo en las noches que pasaban una mescolanza de generos que abarcaba musica desde los 70s hasta finales de los 90, que fue cuando le dieron R.I.P. a la estacion.

Recuerdo tambien cuando iba al DFectuoso por viajes de "negocios" y podia pasar el dia entero escuchando Radioactivo y las tarugadas de sus anuncios.

Todavia hace poco existia Golden Hits, con un guey medio fresa pero que sabia presentar los algo choteados clasicos. Tristemente, murio en Nov. pasado, y ahora lo unico que queda para mi de la radio en Morelia es:

a) Escuchar a Shakira, Nikki Clan, Kudai y Ricky Martin cada hora, cada dia, o
b) Escuchar al gallo de oro, la hora de los Fernandez, la hora de Luis Miguel, y Banda Maguey cada hora, cada dia.

A la buena radio, le digo R.I.P., siempre con la esperanza de que algun dia salga un programa como los de antaño.

e. dijo...

Pues si, que nostalgia da hablar de Rock 101, la única estación de méxico que se rifaba. Hasta acid jazz ponían, no mamen.

Todo lo demás desde entonces ha sido una joda improvisada, y me cae que eso le ha dado en la madre al rock en Mexico. nadie escucha música decente porque los 'reyes' de la música (si, los estoy viendo a ustedes, señores Radioactivo) creían estar descubriendo el hilo negro con cosas que sólo pasan en las estaciones más mainstream de otros países.

De hueva todo, y na más vean el negociazo familiar que tienen los de Reactor... se programan entre hermanos los Lara... es un timo. Casi como los hermanos Bribiesca.

Lo de hoy son los podcasts (y no precisamente el de Olallo!). Chequen este sitio:

http://automedusa.wordpress.com/

Publicar un comentario