4 de enero de 2007

La película musical

Por Fantino

Mucho le debemos a una mexicana por la existencia de las bandas sonoras a la venta. Dolores Del Río apareció en la portada del primer soundtrack oficialmente a la venta en estanterías musicales, con la canción original compuesta para Ramona. Desafortunadamente, el fenómeno del soundtrack ha provocado la decadencia de la música utilizada para las películas, vendiendo álbumes más bien oportunistas, efímeras compilaciones de éxitos de la radio, como si se tratara de una cadena de best sellers: el libro, la película, el disco.

Los directores nacidos en el último tercio del siglo veinte son afortunadas víctimas del reinado del rock y el pop, así como de la concepción de la música integrada a las películas. A pesar de que la música en el cine comenzó cuando terminó apenas el primer cuarto de siglo, con la mismísima llegada del sonoro, no fue sino hasta los 60 que las canciones se integraron a las estructuras fílmicas sin necesariamente haber sido compuestas para estar en ellas.

La máxima expresión de este fenómeno es el Oscar a la mejor canción original, un premio que diversos compositores han ganado, a pesar de que tales composiciones prácticamente nunca se integran ni a la estructura, ni a la narrativa, ni siquiera a la identificación de un leit motiv en la película. Muy por el contrario, el lugar de esas canciones se encuentra, literalmente, en las antípodas del cine: los créditos. Al inicio o al final, el remate musical supuestamente reafirma el impacto emocional del filme, como un comentario (bastante autónomo) a lo que transcurrió en la pantalla.

Agnés Varda, Wong Kar Wai, Jim Jarmusch, Woody Allen, Dennys Arcand, Sofia Coppola, varios son los cineastas que han utilizado canciones no originales para sus películas de manera muy versátil e intencional: articulando números musicales, leit motivs o efectos editorializantes diegéticos y no diegéticos. Recibir un premio a la mejor canción debiera comprender la función que ésta cumple dentro de la película. De cualquier forma, no es sino una queja argumentada; al fin que el showbiz es el showbiz, y aquí no olvidamos que también somos fans. Sólo que, eso sí: fans con conciencia formal.

De cualquier forma, hay injusticias. Hubo un año en que hubo dos injusticias hacia un mismo grupo. Air le puso música y letra a una película totalmente buena, pero demasiado distinta. Como dice un teórico de por ahí: que pase desapercibido no dice menos del artista.

Video: Air, Playground Love




Twitter Twittéalo Facebook Compártelo en Facebook

5 comentarios: on "La película musical"

Alejandro dijo...

Y también hay músicos que han dedicado parte de su trabajo a musicalizar buenas películas, tanto que algunos creen que su música es “para películas”, por ejemplo Phillip Glass, gran minimalista que ha musicalizado de forma tremenda películas como Mishima, Truman Show y los documentales Qatsi de Reggio, también The Hours, Drácula y alguna se me escapa. Otro ejemplo esta en Zbigniew Preisner gran amigo y colaborador de Kieslowsky, y que lo he oído en esa película llamada The Secret Garden, también en Damage y en Europa, Europa. Por cierto Sofía Coppola tiene un gran gusto musical.

Saludos

Simplemente Diego dijo...

Mis arreglistas favoritos para soundtracks son Ennio Morricone y Yokko Kano. El primero con sus soundtracks para westerns o peliculas de vaqueros (la mas conocida de el: The Good, The Bad & The Ugly), y el segundo ha musicalizado varias producciones de anime japones, siendo las más notables Macross Plus, Cowboy Bebop y mi favorita, Ghost in The Shell. De esta ultima tengo los soundtracks originales, porque el trabajo que hizo combinando jazz, lounge y otros ritmos fue demasiado bueno para dejarlo pasar.
Saludos, muy buen post!

Juan García Colorado dijo...

Creo que los trabajos de Gustavo Santaolalla, Clint Mansell, Kenji Kawai o Yann Tiersen son extraordinarios. Aunque también admito que algunas composiciones de John Williams son muy bellas, como la banda sonora para Munich. ¡Y qué me dicen de la música de György Ligeti utilizada para 2001: Odisea del espacio!... En fin, ¡qué bueno que no estoy tan sordo!

Por otro lado, me agradó mucho la frase de un teórico de por ahí. Y aprovechando el tema de esta entrada, insisto, a ver si la banda de 10:1 puede conseguir el disco de El laberinto del fauno para su descarga.

¡Suerte!

Love doctor dijo...

Gracias a todos por comentar y felicitar, sigan visitando el blog y dejando sus valiosas opiniones.

Simplemente Diego dijo...

Fe de erratas: Yoko Kano es mujer, mil discupas, es un detalle que no quize pasar por alto.

Por cierto, se me olvido mencionar a otro grande de la musica de peliculas: Vangelis. El incorporo la musica electronica a las bandas sonoras (¿Alguien ha visto Blade Runner?), y como olvidar Chariots of Fire, esa melodia que siempre ponen de fondo para los eventos olimpicos:
Taan-taan Tan-Tan-Tan-Tan-Taan-Taan, Tan-Tan-Tan-Taan
En fin, !saludos!

Publicar un comentario